Todo parece indicar que los Dueños del Mundo, se resisten a aceptar la derrota en su pretensión de establecer un Nuevo Orden Mundial desarrollado por la “masonería de los elegidos”; ejecutado a través de los grupos de la Mesa Redonda y de sus organismos filiales como el Council of Foreing Relations (Consejo de Relaciones Extranjeras) (CFR) y el Club Bilderberg.

Nuevo Orden Mundial, que tiene que ser inscrito como parte esencial del remozamiento del capitalismo, para la consolidación del neoliberalismo. Proyecto de conquista mundial diseñado por la élite financiera internacional.

Ya que, como dice Carroll Quigley, en su obra Tragedy and Hope (Tragedia y Esperanza): El poder del capitalismo financiero tiene un objetivo trascendental, nada menos que crear un sistema de control financiero mundial en manos privadas, capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo como un todo.

Ello, en función de hacer realidad la afirmación de que quien controla el dinero, controla el mundo, porque éste gira en torno a la economía y las finanzas. El dominio de las finanzas de las naciones y su diseño en base a los intereses de la banca internacional se basa en la aplicación de uno de los puntos de la llamada “fórmula Rothschild”, que se atribuye al fundador de esa dinastía de banqueros, Mayer Amschel: Permítanme emitir y controlar la moneda de una nación y no me preocuparé por quien haga las leyes…

Para los Dueños del Mundo, el crecimiento y expansión del CFR se les estaba convirtiendo en un problema para la toma de decisiones, no para la ejecución de las mismas. Por lo que, la élite de la élite del poder económico mundial decidió crear un nuevo organismo, más cerrado, más privado. Donde, la toma de decisiones fuese rápida. Por ello, crearon el Club Bilderberg, quienes hoy son los verdaderos dueños del mundo.

Siempre están al acecho, haciendo realidad la sentencia del filósofo Thomas Hobbes <<Homo homini lupus>> (<<El hombre es un lobo para el hombre>>). Son los auténticos depredadores que jamás se detuvieron ante nada ni nadie para conseguir su objetivo: la dominación total del mundo. Bilderberg no actúa por dinero, ya lo tiene, sino por poder: anhela el control absoluto de todas las mentes del planeta.

Pues bien, con el establecimiento del Nuevo Orden Mundial, los dueños del gran capital del mundo, se plantearon la conformación de un instrumento privado que gobierne el mundo. Un gobierno mundial privado; para lo cual, es necesario debilitar las instituciones de los estados-nación soberanos; conformar un mundo monocultural imponiendo el americanismo, como modelo sociocultural universal; la globalización del sistema financiero, como eje a partir del cual se irradiaría toda la actividad económica.

Acciones éstas que debían estar acompañadas de la conformación de un imaginario que hiciera ver que estamos cerca del caos; por lo que, el nuevo orden mundial neoliberal habría de constituirse en la salvación. Salvación de un enemigo que hay que crear. Cualquier adjetivo que coloque en entredicho la cualidad moral de una nación les resulta válido en dicho propósito. La resurrección del fascismo es su nueva estrategia.

Pero, toda esa pretensión se les vino abajo. COMO DUELE LA DERROTA!!!

Hugo Cabezas Bracamonte | @HugoCabezas78

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here