El factor petrolero es con lo que cuenta la nación para superar la crisis, advierte, Alí Rodríguez Araque, presidente honorario de Petróleos de Venezuela S.A., en entrevista exclusiva con El Correo del Orinoco.

El también embajador del país ante la República de Cuba afirma que la tarea central de la empresa estatal es recuperar los niveles de producción a por lo menos 2 millones de barriles diarios a finales de este mes.

En Pdvsa hay problemas relacionados con la caída de la producción y la existencia de un clima laboral afectado por el retraso de la firma del contrato colectivo, y una especie de desmovilización por tantos cambios de dirección en tan poco tiempo. Ha habido asambleas de trabajadores en los que se han manifestado quejas sobre la situación económica y social de los trabajadores. ¿Cuál es el plan para afrontar esto? Se va a un proceso de reestructuración? ¿Se va a concentrar el esfuerzo en las actividades medulares?

-Pdvsa ha pasado por una serie de problemas en los últimos tiempos que ha afectado tanto la constitución de la empresa como a ciertos sectores de la industria petrolera. Eso provocó la caída de la producción, lo que obliga a las nuevas autoridades a concentrarse en el incremento de la misma. Esa es la tarea central. Si uno vincula la situación de la empresa con la situación del país, en la cual hay una estrecha relación, se encuentra con que hay un enjambre de expectativas, de preguntas sin respuestas todavía. Pero cuando se analiza con distancia el problema para así tener una mejor perspectiva, vemos que aquello con lo que cuenta el país para salir de la situación en la que está, es el factor petrolero. De manera que si este sector es el que ofrece las mejores y más rápidas posibilidades para superar la crisis y, siendo Pdvsa la empresa que se maneja en la práctica, es decir, que ejecuta, las decisiones que se toman en materia petrolera, hay que centrar la atención en ella.

¿Cuál va a ser el papel del Ministerio?

-El Ministerio es la representación del Estado, es el órgano rector, es el brazo del Estado en la definición de la política petrolera y en la toma de las grandes decisiones en materia energética del país. Hay que entender que Pdvsa es una empresa operadora. Y subrayo la palabra operadora. Cuando la empresa ha querido ir más allá de sus funciones se mete en problemas y mete en problemas al país. Eso sucedió en el pasado cuando se convirtió en un Estado sobre el Estado y dio lugar a choques, huelgas, paralizaciones, todos los conflictos que el pueblo conoce. En este momento presenta nuevamente algunos problemas. Ha habido decisiones que han provocado reacciones negativas en sectores de los trabajadores, pero creo que en general la actitud que he captado aquí en asambleas de trabajadores y reuniones en las que he estado, independientemente de algunos han sido muy críticos, es que al final los trabajadores expresan la disposición de meter el hombro una vez más para sacar adelante a Pdvsa, para superar las dificultades, para colocarla de nuevo en los rieles, para convertirla en el factor más dinámico de la economía nacional, por sus efectos positivos no solamente en lo económico y en social sino también en lo político. Ahora, inevitablemente por Ley de Gravedad, Pdvsa tiene que concentrar su esfuerzo principalísimo en la recuperación de la producción. Esta cayó por debajo de 1 millón 800 mil barriles diarios. Hoy estamos en un 1 millón 850 mil barriles diarios. Todavía no podemos cumplir con la cuota de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Yo diría que la meta, el objetivo, es llegar a entre 1 millón 950 mil y 2 millones de barriles diarios. Pero el potencial de producción debe superar realmente esa cifra.

Este incremento de producción provendría de la Faja del Orinoco?

-Sí Claro. La cuestión es que se requiere mucha inversión. Por ejemplo, en el Zulia hay cantidades importantes de petróleo remanente y de calidad enormes. Incluso hay estudios, como el que ha hecho el doctor Carlos Mendoza Potellá, según el cual sería más rentable invertir en la recuperación secundaria para sacar ese hidrocarburo que hacerlo en la Faja. Habría que hacer el estudio técnico para poder dar una respuesta más sustentada, por lo menos en mi caso.

¿Cómo está el clima laboral en Pdvsa?

-Ese es otro problema a resolver aquí es la desmotivación de los trabajadores que han presenciado muchas denuncias y acusaciones de corrupción. Y creo que el exagerado acento que se ha puesto en esto provoca un desánimo en la masa del personal. No es que se condene ni se castigue ese fenómeno pero es que si algo caracteriza al pueblo venezolano y a los trabajadores de Pdvsa es la honestidad. Por supuesto hay gente que presenta conductas incorrectas y que por supuesto hay que castigarlas, pero esa no es la conducta general de la organización.

¿Cómo van las negociaciones de la contratación colectiva?

-No lo he discutido con la Junta Directiva y no me atrevo a anunciar, nada más allá del principio genérico, que hay que garantizar que el trabajador que tenga que ver con la actividad petrolera y gasífera esté bien remunerado en relación con lo que es el costo de la vida en Venezuela actualmente. Que este no tenga la angustia, mientras esta en actividades tan delicadas como las que se llevan a cabo en esta empresa, pensando en si el salario le alcanza para las medicinas del hijo o para la comida.

¿Cuánta inversión se requiere para llegar a la meta de producción?

-Una inversión muy alta. El principal problema que presenta la empresa en este momento es la disponibilidad financiera, porque contratar, mantener y mover un taladro, se traduce en una gran necesidad de recursos.

¿Y de dónde vamos a sacar?

-He ahí el problema que enfrenta Pdvsa: importantes limitaciones financieras. De ahí que es difícil llevar a cabo grandes ajustas salariales. Eso significa que hay que explicarle bien la situación a la masa de trabajadores petroleros, porque esto requiere también de una dosis de sacrificio.

¿Recuerda una situación similar en el pasado?

-La violenta caída producida por el paro petrolero. Recuerdo que a finales de diciembre de 2002 estábamos como en 20 mil barriles diarios.

¿En cuánto tiempo se debe llegar a la meta de los 2 millones?

-El 31 de enero de este año.

¿Cómo ve la relación con los socios para lograr este objetivo?

-De parte de ellos hay un interés muy grande. Las empresas mixtas garantizan el cumplimiento de la meta.

A Usted lo ha invitado la ANC, la Comisión de Economía a reunirse?

-No.

Petro, Viena y elecciones

¿Qué opina de la creación del petro y de su respaldo basado en reservas de crudo? ¿Eso está acorde con la Constitución y la Ley Orgánica de Hidrocarburos?

-Confieso que no he estudiado ese asunto para dar una respuesta acabada. Habría que ver en qué medida la idea se ajusta a la legislación nuestra o en qué medida habría que hacer reformas legales para adaptar el vestido al muñeco. La moneda es un símbolo de valor y esa tendrá tanta solidez en tanto tenga respaldo en la economía del país, bien por su producción, bien su riqueza petrolera, minera, etc. Viéndolo desde ese ángulo, el petro sería un símbolo de valor. Pero una vez más confieso que no tengo detalles de cómo está diseñado ni de cuál es el ajuste legal que se habría hecho para hacerlo viable. Las reservas en todo caso serían como una suerte de garantía. En el caso del bolívar, la garantía están en el oro y las divisas que posee el Banco Central de Venezuela. En el caso del petro habría que monetizar, mediante una figura jurídica las reservas de petróleo, oro o diamantes para que le sirvan de respaldo.

La Fiscalía General de la República ha realizado graves acusaciones en contra de Bernard Mommer y del personal de la oficina creada por el presidente Chávez y que opera desde Viena para monitorear el mercado petrolero. ¿Usted cree que existe la posibilidad de que se hayan manipulado los precios del barril de crudo desde allí para conseguir descuentos y cobrar comisiones?

-La oficina fue creada para hacerle seguimiento a los precios del petróleo. Es extraña esa acusación de corrupción de la Fiscalía porque en esa oficina no se maneja dinero ni se vende ni se compra petróleo, como explicó suficientemente en su carta pública Bernard Mommer. No se si la Fiscalía tendrá, como lo exige el Código Penal, un principio de prueba o fundados indicios, para poder hacer una acusación como la que ha hecho. Yo tengo una relación con Bernard Mommer desde 1970 cuando llegó al país. Desde entonces hemos trabajado conjuntamente en prácticamente todo el diseño de políticas petroleras. Ha sido mi asesor principalísimo, y siempre lo he visto como una persona honesta, humilde y muy modesta. Si en verdad ha incurrido en actos de corrupción sería una sorpresa extraordinaria para mí. No veo que eso sea posible, es decir, que haya incurrido en actos de corrupción. Y no veo, además, la posibilidad de que lo haga allá.

¿Cómo ve las expectativas electorales en medio de la situación económica actual?

-La política siempre se expresa en relaciones de fuerza entre los factores en pugna. Creo que el chavismo sigue siendo la fuerza dominante del país porque no es solamente una corriente política, es también una cultura. El pueblo tiene un sistema de valores que lo vincula al chavismo. Ahora, ese no es un elemento que por sí mismo permite ganar o no las elecciones. En eso también depende muchísimo el estado de ánimo de la población. Y además, hay que ver otros factores. Por ejemplo, cómo está el partido, y, sobre todo, el vínculo del partido con la gente en las fábricas, los sindicatos, el campo, etc. Otro elemento es el estado en que está la oposición. En el caso del chavismo, este tiene una gran ventaja porque, además de ser el mayor partido de masas a escala nacional, tiene el poder. En lo que respecta a la oposición, lo primero que observo es una gran carencia política, no tiene propuestas para el país, una oferta, un programa. ¿Qué harían con la democracia, con el parlamento, con la agricultura, con la economía, con el petróleo? Esas preguntas no tienen respuesta en el caso de la oposición y algo que agrava más la situación para ellos: no tiene un liderazgo que encarne ese nuevo país que ofrecerían. Eso los coloca en una posición delicada porque su unidad interna es muy frágil. De cara a este proceso electoral yo diría que en la partida, para hablar en términos hípicos, el chavismo lleva una ventaja. Ahora, no es una ventaja tan grande que garantiza que vamos a llegar primero a la meta. Por eso es que hay que mejorar lo económico cotidiano y por eso es que hay que mejorar la gestión de Pdvsa.

T/ Alfredo Cárquez Saavedra
F/ María Isabel Batista
Caracas

Correo del Orinoco

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here