Alex Cabrera: ¿perseguido o culpable?

0

El nombre de Alex Cabrera es sinónimo de jonrón pero también ha estado vinculado al tema del dopaje. En cuatro ocasiones el pelotero nativo del estado Monagas se ha visto involucrado en supuesto uso de sustancias prohibidas y sanciones, autocalifi cándose en una ocasión como “chivo expiatorio” y saliendo ileso en otras, por malos procedimientos o por justifi caciones que no fueron notifi cadas a tiempo.

La semana pasada, el hombre récord del cuadrangular en Venezuela recibió una sanción de 50 partidos por ser reincidente en el uso de sustancias prohibidas, según comunicado de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

El informe Mitchell

En el año 2007 el ex senador George Mitchell, contratado por el entonces Comisionado de MLB Donald Fehr, divulgó el informe de su investigación y fueron involucrados con el uso de sustancias prohibidas algunos nombres sonoros como Roger Clemens, Barry Bonds, Andy Pettite, Miguel Tejada, Gary Sheffl eid, Rafael Palmeiro y Mark McGwire, algunos de los cuales ya venían siendo investigados.

En la página 94 del Informe Mitchell aparece el nombre de Alex Cabrera, por supuestamente haberse encontrado por parte de un empleado de su equipo entonces, los Diamondbacks de Arizona, un paquete con sustancias no permitidas, el cual algunas fuentes identifi caron como “una botella con esteroides y varios cientos de píldoras”. Alex Cabrera había emigrado ya al béisbol japonés y en su declaración dejó entrever que podría tratarse de un “chivo expiatorio”.

En una declaración hecha pública mediante el departamento de prensa de los Leones del Caracas, su equipo de entonces en Venezuela, el jugador señaló que las sustancias en cuestión nunca estuvieron en su poder y que mal podría haberlas consumido. Aseguró que era más fácil “sugerir que un novato recién ascendido al equipo grande y cuyo contrato había sido vendido a Japón era el responsable de la caja fantasma”, la cual según detalla estaba dirigida a alguien de apellido Martínez. En su declaración pública destacó además que las sustancias fueron interceptadas (y por ende no consumidas) y que para ese año 2000 no estaban entre las no permitidas.

México: Suspensión de por vida y apelación

Para el año 2014 y jugando para los Rojos de Veracruz, Alex Cabrera fue suspendido de por vida en la Liga Mexicana al dar positivo por el uso del anabolizante estanozolol, sustancia usada en la formación de musculatura. En ese entonces, de los cinco peloteros que resultaron positivos en la prueba antidopaje, el venezolano fue el único en solicitar que se le abriera la muestra B que confirmara el veredicto o demostrara su inocencia. Si un extranjero sale positivo a este tipo de controles es expulsado de por vida, por reglamentación de ese país.

La prueba B procesada por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes (Coneden) resultó igualmente positiva y por tanto se aplicó la suspensión. En su defensa, la Comisión de apelación y arbitraje del deporte mexicano le dio la razón al jugador ya que el procedimiento llevado a cabo por las autoridades mexicanas fue indebido. La decisión sin embargo no lo liberó de la sospecha de uso de la sustancia indicada. La suspensión fue declarada ilegal debido a que la Liga Mexicana de Béisbol dejó de aplicar formalidades esenciales del procedimiento en cuanto al inicio del mismo, así como de la presentación de pruebas y alegatos en su defensa.

Suspensión en la LVBP y dictamen del TSJ

El 3 de enero de 2016 le fue realizada una prueba a Alex Cabrera por parte de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y resultó positivo por el uso de anfetaminas, sustancia estimulante, siéndole impuesta una sanción de 25 partidos.

El 3 de febrero de ese año fueron notificados el club y el jugador y en vista de la no solicitud de una muestra B, fue admitida la muestra A como defi nitiva. Su equipo, Tiburones de La Guaira, reconoció entonces la responsabilidad por no enviar de manera oportuna una notifi cación sobre el tratamiento mé- dico que recibía el jugador desde dos años antes y cuyos medicamentos contenían anfetaminas. Alex Cabrera había sido diagnosticado por su médico por presentar manifestaciones clínicas y trastornos por défi cit de atención con hiperactividad y al no responder al tratamiento aplicado al principio, se recetó el medicamento Aderall XR de 20mg, que entre sus componentes contiene anfetaminas. Es importante resaltar que en 2015 se dieron 113 permisos en la MLB para el uso de este fármaco por considerarse que no implica aumento de fuerza o poder para obtener ventajas en el juego. Cabrera entregó la certificación médica de su tratamiento pero su equipo los Tiburones de La Guaira no envió la información a tiempo a la LVBP.

Posterior a esto y tras una solicitud de la defensa del jugador, el Tribunal Supremo de Justicia ordenó suspender la sanción impuesta mediante un amparo constitucional con medida cautelar contra la directiva de la LVBP fundamentada en que la imprudenciao negligencia del cuerpo médico de su equipo había evitado la tramitación de una autorización para el uso terapéutico del medicamento. Se denunció en ese caso que el pelotero no tuvo derecho a la defensa y al debido proceso administrativo.

50 juegos

Habilitado nuevamente para jugar, los Tigres de Aragua le dieron la oportunidad a Alex Cabrera para la 2016/2017. Ante la imposibilidad de actuar desde el principio con los aragüeños, Cabrera manifestó su molestia y la LVBP informó que ya había cumplido con todo lo requerido pero que el jugador se había negado hasta cinco veces a realizarse las pruebas de seguimiento.

Finalmente jugó con los felinos deMaracay y la semana pasada se informó sobre la realización de una prueba el 21 de diciembre de 2016 en la cual habría resultado positivo por estanozolol. Informó la LVBP que el 17 de abril fueron notificados el equipo y el jugador, solicitándose la apertura de la muestra B, la cual validó el resultado de la muestra A. En consecuencia y de conformidad a lo establecido en el Programa Antidopaje y en concordancia con el Código de Ética y Disciplina, habiendo resultado positivo por segunda vez a una prueba antidopaje de la LVBP, se decidió la sanción por 50 partidos.

¿Culpable o perseguido?

En el año 2007, cuando fue nombrado por el Informe Mitchell, Alex Cabrera dejó abierta la posibilidad de ser un “chivo expiatorio” en este sonado caso y desde allí pudo haber comenzado una especie de persecución contra el jugador.

En aquel entonces dijo que quienes le conocen saben que siempre ha tenido el mismo físico y que lo que ha logrado lo ha hecho con trabajo y esfuerzo. En el caso de México salió bien librado, así como de la primera suspensión de la LVBP. ¿Qué ocurrirá ahora? En lo deportivo, Alex Cabrera jugó un solo año en grandes ligas, con Arizona, bateando 5 jonrones y empujando 14 carreras. Ese año 2007 entre AA y AAA sacudió 39 vuelacercas con 94 remolques.

Su contrato fue vendido al Seibu de Japón en el cual sobresalió con totales de 49, 55 y 50 jonrones en sus primeras tres campañas, con otras dos de 36 cada una. Jugó hasta 2011 en ese país. En Venezuela tuvo un año 2007 de 13 jonrones y 29 empujadas con los Leones del Caracas y sus mejores temporadas fueron entre 2012 y 2015 con los Tiburones de La Guaira. En la 2013/2014 se convirtió en el primer triple coronado de nuestra pelota con .391 de average, 21 jonrones y 59 empujadas. Los 21 cuadrangulares superaron el récord impuesto por Baudilio Díaz en 1980. Fue el más valioso ese año y repitió en la 2015/2016 con .335, 11 jonrones y 39 fl etadas. Acumula 135 jonrones en la LVBP. Sus totales, contando cada una de las ligas en las cuales jugó y presumiéndose que faltan algunos datos, suman 520 jonrones y 1.496 empujadas con 2.173 imparables y .301 de average vitalicio. A sus 45 años, luego de su poca actividad, la última campaña con Aragua y enfrentando 50 juegos de suspensión, puede haber llegado el fi n de su carrera. ¿Luchará de nuevo por limpiar su nombre o fi nalmente se dará por vencido?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here